Administrar

Articles sobre literatura escrits pels amics de la llibreria Món de Llibres.

Las mejores galas.

FAUSTO | 21 Juny, 2017 10:54

El escritor Gabriel Bertotti escribe "Margen crítico" a modo de inventario de su vida como lector.

Hay una concepción de la literatura y del arte que se desliga de las ataduras románticas. Para Ramón Gaya, la pintura constituye sobre todo un acto de obediencia. "La diferencia entre un artista y un ciudadano normal-declaró cierta vez- estriba en que el artista es un hombre como cualquier otro, sólo que herido más profundamente por la realidad". El escritor José Jiménez Lozano, a quien debemos algunas de las páginas más certeras e iluminadoras que se hayan escrito sobre Castilla y su espiritualidad, me confesó en una ocasión que lo propio del arte es la vinculación entre aquello que recibimos-de los padres, de los amigos, de los libros, de la memoria-y aquello que entregamos a las generaciones futuras. Hay algo artesanal en esta mirada sobre la literatura, que nos remite a la gran conversación que anima la cultura clásica. En una de sus cartas, Maquiavelo cuenta cómo, al llegar la noche, se retiraba a su alcoba, se vestía con sus mejores galas y empezaba a dialogar con los muertos, sus amigos: Tito Livio y Platón, Tácito y Salustio…Leer consiste también en dejar que los libros nos sondeen, puesto que lo verdadero se asienta sobre algo que no nos es propio de entrada, aunque en realidad ya sea nuestro. O, más bien, precisamente porque es nuestro necesitamos la misteriosa ambigüedad de la diferencia para descubrir que toda vida plena depende de otras vidas y de otras voces. De otras voces, diríamos, narradas. El argentino Gabriel Bertotti nos ofrece en su reciente "Margen crítico" (Edicions Món de Llibres, 2017) un apasionado inventario de su vida como lector, que bebe tanto de la ficción como de una libre desinvolture. Sabe con Chesterton que "it is easy to be solemn; it is so hard to be frivolous" y que el imaginario femenino se remonta a la Biblia-la supuesta coautora del Génesis-para desembocar en Clarice Lispector, en Marguerite Yourcenar y en la dicción milagrosa de Emily Dickinson. Bertotti nos invita a releer a Cortázar y a Hemingway, a Malcom Lowry y a Teru Miyamoto. Y, de fondo, quizás encontremos una música noire, la de Miles Davis, en un fraseo melódico y libre que dura poco más de un minuto y medio. Bertotti prepara la escena con una anécdota-verídica o no-que cifra el ritmo preciso de esta carta de amor a la literatura: "Dicen que al trompetista, en una cena en la Casa Blanca, una sofisticada dama, al ver que era el único negro en una mesa de celebridades blancas, preguntó: "¿Qué ha hecho usted para estar aquí, señor Davis?". Miles Davis, bello y negro, hace una seña imperceptible y los músicos dejan de tocar. La música lo ilumina; lo demás está a oscuras. Su música parece el canto del último humano. Cierra los ojos, ve colores. Un viento invisible intenta tumbarlo pero él lo utiliza para dejarse llevar, sin perder el compás y sin cometer, jamás, la grosería de repetirse".

 "Margen crítico" no cede a otra pedantería que la del gusto de un lector excéntrico que se sabe herido por la belleza de la realidad escrita. Por sus páginas desfilan Stephen King y Lucrecio, Paul Morand y Jacobo Siruela. Franz Kafka y Juan José Sebreli, Tom Sawyer y el infinito Huckleberry Finn…".

Daniel Capó. Diario de Mallorca 15/06/2017

Concert de música grega. Cançons de Mikis Theodorakis.

FAUSTO | 06 Juny, 2017 11:09

 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS