Administrar

Articles sobre literatura escrits pels amics de la llibreria Món de Llibres.

Jaume Vallcorba. Agave y Abismo

FAUSTO | 17 Març, 2011 08:00

***

 

***

"Per començar la seva gran aventura, havia d’optar per un camí que el portàs a terres llunyanes, sense despeses i amb la possibilitat que el seu camí fos el seu destí, o a l’inrevés”.
            Gabriel Galmés. Viatge. (Parfait Amour) Quaderns Crema.


Hay una clave de la conducta humana que casi todos los autoritarios desconocen y que ya sabían las sirenas.
Y es la irresistible respuesta a una seducción apropiada.
La obligación y la prohibición aceleran reacciones inesperadas.
Hay que tener fe en la belleza de la canción que nos asoma al abismo: dejar de ser Yo para ser Todos y Nadie.
Y en eso consiste precisamente leer: abrir un libro es atreverse a entrar en una zona desconocida, guiados simplemente por un mapa de palabras.

Hay que hacer de la cultura y de la lengua un objeto de deseo, una tentación irresistible. Nada más que el ansia por leer Indian Camp debe obligarte a aprender inglés, y nadie más que Caetano Veloso incentivarte a comprender el portugués de Brasil.

Jaume Vallcorba, en 1979, funda Quaderns Crema.
Eligiendo como tótem un agave, la Garamond como tipo, el PH neutro como papel, la epifanía visual como gráfica, y el humor y la ironía como emblemas.
Desde entonces ha editado a prosistas y poetas en un registro preciso de la lengua que da al catalán la misma variabilidad y adecuación que un sabio taoísta al agua o un físico cuántico al abismo subatómico, convirtiéndolo así en un material válido para hablar simultáneamente y sin contradicciones de la vida y de la muerte, del sueño y la vigilia, del odio y el amor.
Dando cabida desde el principio (Poesies de Ausiàs March y El Preludi de Antoni Marí) a las dos facetas de su propio rostro: los clásicos de la literatura y del ensayo universal en nuevas y cuidadas ediciones y traducciones, y lo mejor del canon catalán en ediciones revisadas y aligeradas de errores u omisiones y sirviendo como plataforma de lanzamiento de los autores contemporáneos. Logrando así que la variación corpuscular/ondulatoria de la lengua tenga la sutileza de una lluvia oída desde un claustro o la porosidad de la tormenta adivinada desde un vagón del metro.

¿Quién puede resistir el encanto y el talento de los autores del catálogo de Quaderns?

Galmés, Pàmies, Monzó, Moliner, Martí de Riquer, Ferrater, Batllori, Brossa, Ballart, Casajuana, Comadira, Carner, d’Ors, de Sagarra, Foix, Ibarz, Torrent, Solsona, Julià de Jòdar, Serés, Márquez, Guixà, Puig y tantos otros.

Un encanto, por cierto, que hay que pagar, lo que demuestra lo efectivo de la seducción.
Y es que el aprendizaje o el placer nunca son gratuitos.
A veces, se paga con el alma. A veces, con sangre y dolor. A veces, sin darnos cuenta. Las más, corriendo riesgos. Por lo que el precio de un buen libro nunca es demasiado alto en relación con todo lo que hay detrás de una editorial como Quaderns.

Una editorial es una empresa afirma Vallcorba en un reportaje y como tal tiene el propósito de poner en circulación libros para que se vendan, con los que se hace negocio. Pero también tiene la función de preservar el patrimonio cultural y recuperar voces importantes para los lectores y para la historia de la literatura”.

20 años después de Quaderns Crema, funda una nueva editorial, Acantilado, esta vez en castellano. Un nombre que alude al abismo al que se enfrenta el que se lanza sin miedo, en perfecto clavado. Y es que como Borges, es el otro, el mismo.

Un nuevo estilo con los mismos principios: “Dar al lector un texto del autor de la forma más prístina y transparente posible, en el estadio más cercano a la voluntad de su autor, con la menor mediatización y todo ello con el mayor cuidado. Es decir, la intención del editor que me gustaría representar es no modificar en su sustancia el libro que ofrece a sus lectores (..) . Si se me permite, diría que en mi caso lo que quiero, precisamente, es justo lo contrario: ofrecer al público lector el texto escogido por su autor en las mejores condiciones posibles, si es necesario purificando y corrigiendo incluso algunos errores de transmisión que se habían producido por el paso del tiempo y la incuria humana. Y si ello es posible, colaborando con el mismo autor”.

Actuar así transforma al editor en una especie de autor.
Su obra es cada uno de los libros que agrega a la simultaneidad del mundo.
Y el catálogo es su legado. La manifestación de su pulsión a preservar y a dar a luz.

Nuevas traducciones y ediciones (en algunos casos por primera vez completas) de Montaigne, Chateaubriand, Boswell, Pessoa; el desvelamiento de una tierra hasta ahora incógnita: Kertész, Zagajewski, Kovacsics, Wat o Kis; la recuperación después de años de letargo y subestimación de cumbres literarias como Chesterton, Léon Bloy y Kipling; la deslumbrante gracia de Roth, Zweig, Hofmannsthal y Kraus; o magias perdurables como las de Yannis Ritsos y Jeanne Hersch.

Vallcorba ha demostrado que ningún individuo es menos complejo que el universo.
Y que lo contradictorio es una manera traviesa y a veces muy lúdica de ser complementario.
Y así, su risa clara resuena sobre el paisaje desolado de los que no entienden que se puede ser Jaume y Santiago, que se puede ser especialista en la vanguardia y haber escrito una personal lectura de la Chanson de Roland, que un editor también puede ser catedrático y que lo que importa, al fin y al cabo, no sólo es la lengua en que está escrito un texto o lo adecuado de su traducción, sino nuestra capacidad para entenderlo y disfrutarlo.

Vallcorba, ante cualquier posible polémica, deja, como siempre, las cosas claras de entrada. En la segunda página de todos sus libros editados en castellano encontramos la siguiente declaración:


  ACANTILADO
 Quaderns Crema, S.A., Sociedad Unipersonal.


Quaderns, el hijo mayor, lleva las cuentas y Acantilado, el menor, recibe el apoyo necesario para crecer fuerte y perdurar los 500 o 600 años prescriptivos.
No se menciona a la madre. Hay un único Padre.

Y es precisamente en uno de los libros de Acantilado, escondido entre miles de palabras, donde se encuentra el adagio que mejor define la tarea realizada por Vallcorba en estos 32 años. Lo escribió Goethe y lo menciona Karl Kraus en uno de los artículos de “Die Fackel”:

“Limpiar y enriquecer la lengua materna es tarea de las mejores cabezas. La limpieza sin enriquecimiento suele revelarse a menudo carente de ingenio(..) El hombre ingenioso amasa su material léxico sin preocuparse de en qué elementos consiste; el carente de ingenio bien puede hablar con pureza, pues no tiene nada que decir”.

Gabriel Bertotti

Comentaris

  1. Magdalena
    Jaume Vallcorba. Agave y Abismo

    Amb ganes d'assistir a la tertúlia... Bona presentació Gabriel.

    Magdalena | 17/03/2011, 09:20
  2. Toni
    Re: Jaume Vallcorba. Agave y Abismo

    Ens veurem dijous a les 8. Segur que serà molt interessant.

    Toni | 18/03/2011, 09:32
  3. Comercial anònim
    Jaume Vallcorba. Agave y Abismo

    Bertotti: arquitecto de los mejores textos, manobre de les paraules.

    Vallcorba: "Sólo el lector penitente pasará... El lector penitente se postra ante Dios... el penitente se arrodilla ante Dios."

    Comercial anònim | 18/03/2011, 09:42
  4. Chechu
    Jaume Vallcorba...

    Interesante...apertura de invitar a descubrir la vida disfrutando la lectura de un libro...

    Chechu | 25/08/2014, 02:32
Afegeix un comentari
ATENCIÓ: no es permet escriure http als comentaris.

Els comentaris són moderats per evitar spam. Això pot fer que el teu escrit tardi un poc en ser visible.

Amb suport per a Gravatars
 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS